10 Remedios Caseros de Limón para el Acné

El acné es uno de los problemas de la piel más comunes, afectando a millones de personas en todo el mundo. Mientras que los adultos aprenden a lidiar con la molestia, los adolescentes pueden verse profundamente afectados ya que esto puede afectar su apariencia y dejar un impacto duradero en su autoestima.

El acné, también conocido como acné vulgar, es una condición en la que los folículos pilosos se obstruyen con suciedad, células muertas de la piel y varias impurezas. Los poros obstruidos se convierten en un caldo de cultivo de bacterias, lo que conduce a puntos blancos, espinillas o inflamación causando protuberancias rojas o protuberancias llenas de pus.

El problema puede ser causado por las glándulas sebáceas hiperactivas, un desequilibrio o fluctuación hormonal (como durante la pubertad o el embarazo), el estrés, una dieta deficiente, los efectos secundarios de la medicación y, a veces, la caspa o la falta de buena higiene.

Mientras que hay muchas maneras de deshacerse del acné en casa, hay un ingrediente que parece estar dirigiendo el juego. ¡Sí, es el limón!

Los componentes y propiedades que se encuentran en los limones funcionan de múltiples maneras para eliminar eficazmente esta molesta y vergonzosa condición.

Beneficios del limón para el acné

limon para el acne

  • Los limones son un agente antibacteriano natural popular que ayuda a matar las bacterias que causan el acné.
  • El ácido cítrico que se encuentra en los limones ayuda a eliminar el exceso de grasa acumulada en la piel.
  • También exfolia y limpia la piel.
  • Los limones son ricos en vitamina C que estimula la producción de colágeno en la piel y también ayuda a la formación de nuevas células cutáneas.
  • El ácido ascórbico, o vitamina C, también imparte propiedades astringentes suaves que ayudan a reducir los poros, reduciendo así la frecuencia de brotes de acné.
  • Los limones son ricos en antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres y previenen el daño de la piel.
  • El ácido cítrico también actúa como agente blanqueador natural para ayudar a reducir las manchas oscuras y las cicatrices del acné.

Mientras que el jugo de limón por sí solo es un ingrediente ácido fuerte, la combinación con algunos otros ingredientes curativos puede crear un poderoso remedio anti-acné. De hecho, si se combina con los ingredientes adecuados, el limón puede ser utilizado para obtener un cabello hermoso y una piel impecable.

Si está considerando incorporar el limón en su régimen de cuidado de la piel para luchar contra el acné, tenemos para usted los 10 mejores remedios que combinan el limón con los ingredientes comunes del hogar que pueden deshacerse con eficacia del acné sin poner una carga adicional en su bolsillo.

Cómo usar el limón para el acné

Nota: Ya que el jugo de limón es un ingrediente poderoso, es importante revisar la sensibilidad de su piel hacia él. Para hacer esto, deje caer 2 ó 3 gotas de jugo de limón en la muñeca y déjelo reposar durante 15 minutos. Si no causa ningún enrojecimiento o picazón, puede proceder con los remedios. Si no se adapta a su piel, revise algunos otros remedios para eliminar el acné.

Además, como el limón puede hacer que su piel sea fotosensible, no salga al sol durante unas horas después de usar los remedios. Si es inevitable, aplique un protector solar y mantenga la piel cubierta. Mejor aún, use los remedios después del atardecer.

Método 1: Jugo de Limón y Canela

limon y canela para el acne Tanto la canela como el limón son poderosos ingredientes antibacterianos que se pueden utilizar para tratar el acné. La canela también funciona como un abrasivo súper suave para revelar una nueva capa de piel sana.

Según un estudio de 2017 publicado en Scientia Pharmaceutica, el extracto de canela mostró resultados positivos en la inhibición del crecimiento de bacterias que causan el acné, propionibacterium acnes y staphylococcus epidermidis, para reducir los brotes.

Preparación:

Necesitará 2 cucharadas de jugo de limón y 1 cucharada de canela en polvo. Lo mezcla bien para obtener una pasta suave y firme. Lávese la cara con un limpiador suave y séquese con palmaditas.

Aplique la pasta sobre las manchas del acné. Deje actuar de 15 a 20 minutos, luego aclare con agua tibia. Termine aplicando una ligera crema hidratante. Repita de 2 a 3 veces por semana para eliminar el acné en 2 ó 3 semanas.

Método 2: Limón y cúrcuma

La curcumina compuesta presente en la cúrcuma es un potente antiinflamatorio que puede reducir el dolor y la inflamación en los brotes de acné. La cúrcuma también es antibacteriana y ayuda a eliminar la bacteria P. acnes que causa los brotes. Los antioxidantes presentes en la cúrcuma además promueven una cicatrización más rápida de la piel.

Cuando se combina con limón, ayuda a reducir la aparición del acné, eliminar las manchas y también aclarar la piel. El único efecto secundario de aplicar una máscara de la cúrcuma para el acné, es que dejará su piel ligeramente amarilla. Sin embargo, eso también se desvanecerá después de lavarse la cara varias veces. Esta representa otra manera increíblemente simple de usar el limón para el acné.

Preparación:

Necesitará limón (antibacteriano) y 1 cucharada de polvo de cúrcuma (antiinflamatorio). Mezcle bien los dos ingredientes para formar una pasta espesa. Aplique la pasta sobre el acné y deje actuar durante 10 a 15 minutos. Aclárelo y séquese la piel con palmaditas. Aplique una ligera crema hidratante. Use este remedio 2 o 3 veces por semana para eliminar el acné y aligerar las manchas en menos de 1 mes.

Método 3: Limón y bicarbonato de sodio

Limón y bicarbonato de sodio para el acne Una combinación gaseosa de bicarbonato de sodio y limón también puede funcionar maravillosamente en su acné. La textura granulosa del bicarbonato de sodio ayuda a limpiar la piel y a desatascar los poros, al mismo tiempo que actúa como agente antiinflamatorio. El limón ayuda a cortar la grasa de la piel y elimina las bacterias en los poros obstruidos.

Preparación:

Necesitará 1 cucharada de jugo de limón y 1 de bicarbonato de sodio. Mezcle bien ambos ingredientes. El bicarbonato de sodio comenzará a espumarse en contacto con el jugo de limón. Continúe mezclando bien los dos para obtener una pasta suave.

Aplíquelo sobre el acné. Deje reposar por no más de 10 minutos. Masajéelo suavemente, luego enjuáguelo con agua fría. Seque la piel con palmaditas y aplique un ligero humectante. Utilice esta combinación 1 o 2 veces por semana durante 2 a 3 semanas para aligerar significativamente las marcas de acné y prevenir nuevos brotes.

Método 4: Limón, miel y leche

Un antiguo remedio antiquísimo para el acné, este combo calmante e hidratante de miel, limón y leche puede tratar el acné en cualquier tipo de piel. Mientras que la miel y el limón actúan como agentes antibacterianos, la leche ayuda a limpiar y suavizar la piel.

La miel ayuda a extraer el exceso de humedad de los poros obstruidos para deshidratar las bacterias y eliminarlas eficazmente liberando peróxido de hidrógeno. La miel también ayuda a hidratar profundamente la piel y reducir el exceso de secreción de grasa para prevenir futuros brotes.

Preparación:

Necesitará 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de jugo de limón y un cuarto de taza de leche. Mezcle bien los tres ingredientes. Remoje una bola de algodón en la solución y enjuáguela sobre las manchas de acné. Deje reposar durante 20 minutos, luego enjuague con agua tibia. Termine aplicando una ligera crema hidratante. Use este remedio diariamente durante 2 a 3 semanas para eliminar completamente el acné.

Método 5: Limón y pepino

limon y pepino para el acne El limón también se puede combinar con el pepino para curar el acné de forma natural. Los pepinos son conocidos por su alto contenido en agua, repletos de nutrientes que rehidratan y reponen la piel. También tienen cualidades astringentes y refrescantes suaves que alivian la piel irritada por el acné. Junto con el limón, también ayudan a eliminar el exceso de grasa de la piel.

Preparación:

Necesitará 1 limón recién exprimido y el puré de 1 pepino. Mezcle el pepino y el jugo de limón fresco en un tazón. Unte una capa gruesa de la mezcla en su cara. Deje reposar durante 20 minutos y luego enjuague con agua fría. Seque la piel con palmaditas y aplique un ligero humectante. Repita todos los días hasta obtener resultados satisfactorios.

Método 6: Limón y yogurt

El yogurt es otro poderoso antibacteriano que puede tratar el acné. Está cargada de bacterias saludables que pueden frenar el crecimiento bacteriano tanto interna como externamente. El yogurt también contiene ácido láctico que actúa como limpiador de la piel junto con el limón. Además, contrarresta la dureza del limón para dar a su piel irritada un impulso hidratante.

Preparación:

Necesitará medio limón y media taza de yogurt natural. Mezcle el yogurt y el jugo de limón en un tazón. Aplique la mezcla sobre el acné y masajee ligeramente con movimientos circulares. Deje reposar durante 10 minutos, luego enjuague con agua fría. Luego seque e hidrate la piel. Aplique esta mascarilla 2 o 3 veces por semana para eliminar el acné en 1 mes.

Método 7: Agua de limón y rosa

El agua de rosas funciona como agente antiinflamatorio para calmar la piel irritada por el acné. También tiene propiedades antibacterianas que actúan contra las bacterias que causan el acné. Cuando se combina con limón, ayuda a diluir la acidez del jugo de limón, haciéndolo adecuado para su aplicación incluso en pieles sensibles.

Preparación:

Necesitará 1 cucharada de limón recién exprimido y 1 de agua de rosas. Combine el agua de rosas y el jugo de limón en un tazón. Sumerja una bola de algodón en esta mezcla y aplique sobre la piel afectada por el acné. Deje reposar el líquido sobre la piel durante 15 a 20 minutos. Aclárelo con agua fría y séquese la piel con palmaditas. Repítalo una vez al día.

Método 8: Limón y azúcar

limon y azucar para el acneEl limón y el azúcar pueden formar un fregado hidratante y exfoliante que elimina eficazmente el acné. El azúcar también ayuda a deshidratar las bacterias vía ósmosis. Este remedio para el acné también utiliza miel y aceite de oliva que actúan como agentes antibacterianos y ayudan a nutrir la piel, dejándola suave y flexible.

Preparación:

Necesitará media taza de azúcar, una cucharada de aceite de oliva, una de miel cruda y medio limón. Mezcle el azúcar fino, el jugo de limón, el aceite de oliva y la miel cruda en un tazón. Mezclar en un bol el azúcar fino, el zumo de limón, el aceite de oliva y la miel cruda.

Use el exfoliante para exfoliar suavemente la piel, frotándola con movimientos circulares durante 2 minutos. Deje actuar durante 10 minutos y aclare con agua. Use este exfoliante nutritivo y suave dos veces por semana para reducir la aparición de acné y para obtener una piel sana.

Método 9: Limón y Aloe Vera

Aparte de sus muchos beneficios para la piel, el aloe vera también se puede utilizar para deshacerse de brotes de acné. Los nutrientes presentes en el aloe vera ayudan a calmar y rehidratar la piel. También promueve la formación de nuevas células cutáneas para reducir las cicatrices del acné. Además, atenúa los duros efectos del limón sobre la piel y le proporciona una piel clara, luminosa e impecable.

Preparación:

Necesitará 1 cucharada de gel de aloe vera y 1 de jugo de limón. Mezcle bien los dos ingredientes. Remoje una bola de algodón en la solución y frótela en los puntos de ruptura. Deje reposar durante 15 minutos y luego enjuague con agua fría. Seque con palmaditas y aplique un ligero humectante sobre la piel. Repita una vez al día hasta que las cicatrices desaparezcan.

Método 10: Jugo de limón

A menos que su piel sea súper sensible, la manera más simple de utilizar el limón para el acné es aplicando jugo de limón directamente sobre la piel afectada por el acné. Sin embargo, asegúrese de hidratar su piel después para prevenir la sequedad.

Preparación:

Remoje una bola de algodón en jugo de limón fresco. Presione ligeramente la bola de algodón empapada contra las manchas de acné. Retire el algodón y deje secar el jugo de limón al aire libre. Aclárelo con agua y séquese la piel con palmaditas. No se olvide de usar una crema hidratante después de lavarse la cara. Repita una vez al día hasta que se deshaga del acné por completo.

Consejos adicionales

  • Si usted sufre de brotes frecuentes de acné, asegúrese de no tocar su cara con las manos sucias. Puede estar contribuyendo al problema.
  • No apriete los granos ya que esto puede llevar a cicatrices de acné.
  • Después de usar cualquiera de los remedios anteriores, usted puede utilizar el aceite de oliva para hidratar su piel. Los antioxidantes y la vitamina E presentes en el aceite favorecerán la cicatrización y la salud de la piel.
  • Siempre use un jabón suave para lavarse la cara antes de usar cualquier remedio. Un lavado facial muy fuerte o duro sólo contribuirá a la sequedad y empeorará el acné.